Historia

“La dignidad empresarial engendro la ACIS”

Tres meses después de la muerte de Trujillo un grupo de comerciantes e industriales de Santiago, estimulados por el sentimiento de solidaridad con los empresarios agredidos, fueron convocados el 21 de septiembre de 1961, con la finalidad de fundar una entidad que aglutinara a los miembros de la clase, canalizara las inquietudes del sector, defendiera sus intereses y sobre todo, aportara al desarrollo de Santiago y del país.  Así nació la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago, mejor conocida por sus siglas como ACIS. Robert Espinal. Historiador.

La noche estaba tibia y aún olía a represión. Aun así la historia seguía su agitado curso y entre las sombras uno por uno se desplazaban para llegar a su destino. Desde el Parque Duarte los caliés vigilaban, mas no les importó. Ahora o nunca!  Y es que 3 meses después de la muerte del Jefe, el momento del despegue había llegada.

21 de septiembre de 1961, 9 de la noche.

En la calle Del Sol esquina 30 de marzo, en la Asociación de Farmaceúticos de Santiago, hombres que nada tenían que ver con farmacias acudían a un llamado.  Eran comerciantes o empresarios, una clase bastante golpeada para ese entonces. No hay documento que lo consigne pero sí la memoria de una carta bastante póstuma; allí estuvieron más decenas de hombres.

La razón de ser del encuentro gravitaba entonces entorno a las preocupaciones propias de la época:  atropellos que repeler, muchos intereses comunes que salvar y la imperante necesidad de articularse porque la actividad productiva nacional ya retornaba a manos del pueblo.

“Aunque Trujillo estaba muerto, todavía era peligroso, teníamos que soltar las amarras de esa soga gorda que nos tenía el régimen, que era dueño de todo”, recuerda Luis Pieter.

La clandestinidad matizó el parto de la dignidad empresarial y en medio de la noche dio a luz a la ACIS. El primer faro en el Norte.

Ser testigo del principio y también del 50 aniversario de esta asociación empresarial es un privilegio de la longevidad. Fundadores y también pasados presidentes tienen la panorámica histórica de las luchas fraguadas por el gremio empresarial en un contexto bastante complejo que continuó con el ascenso y posterior golpe de estado a Juan Bosch, la Revolución de Abril del 65, los 12 años de Balaguer y otros momentos que impactaron la vida nacional en aquel entonces y en los postreros días. Medio siglo es la suma y hoy se celebra.

 

50 años de desafíos e ingentes conquistas

Las directivas de los 60 y de los 70 tuvieron una ardua lucha frente a la carencia de representatividad de la institución en los organismos de toma de decisiones a nivel nacional, así lo ratifica don Luis María Pieter, cuando dice “el gobierno de Bosch conversaba con nosotros para orientarlos y conseguimos representatividad en organismos estatales, secretarías y aduanas”.

Actualmente, la ACIS  está representada en instancias determinantes de la dinámica económica, entre las que se cuentan: Control de Precios  la Junta Monetaria, la Corporación de Fomento Industrial CFI, el Instituto Dominicano de Seguros Sociales, la Comisión de Reactivación Industrial,  la Comisión Nacional de Empleos, la Corporación de la Zona Franca de Santiago, el Consejo Nacional de la Empresa Privada, el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) y el Instituto Dominicano de Tecnología.

Es esta misma ACIS la que realizó persistentes gestiones con el Estado para que la ciudad de Santiago  tuviera un mejorado sistema de agua potable, para que se construyera la hidroeléctrica de Taveras, y existiera un acueducto  por gravedad en el Cibao Central.

Esa labor ante los organismos  gubernamentales se tradujo también en conquistas viales que han beneficiado grandemente a la Región, como las carreteras Cibao Sur y la Cibao Central, que conecta a San Francisco de Macorís con Salcedo y Santiago.

La ACIS también procuró que quedaran abiertos canales que nos conectan con el mundo y propugnó por la rehabilitación del muelle de Puerto Plata y por la construcción de depósitos aduanales en ese lugar. Concomitantemente, se sumó y tomó parte en las iniciativas que dieron vida a la Zona Franca en Santiago -y en otro espacio de tiempo-  a las que hicieron posible el  Aeropuerto Cibao.

Los aportes de la ACIS en defensa de los intereses de la Nación haciendo reclamos de obras en beneficio del desarrollo de la zona”; y por haberse transformado en “un instrumento de reivindicaciones sociales a través del cual se ha enarbolado campañas para el logro de construcciones de infraestructuras a favor del desarrollo de la ciudad de Santiago, le merecieron un Voto de Reconocimiento mediante resolución de la Cámara de Diputados.

Dentro de un contexto más particular, la construcción de la escuela de la comunidad de la Barranca, en La Charcas, con capacidad para 500 alumnos y el correspondiente seguimiento para el mantenimiento del local y de la calidad de la enseñanza, fue y sigue siendo un aporte social que la ACIS adoptó con amor maternal, mientras que al crear y regir el Patronato de Apoyo al Cuerpo de Bomberos de Santiago, garantizó la solidaria y heroica respuesta ciudadana en caso de siniestros.

Un fruto palpable del esfuerzo común con la Cámara de Comercio y la Asociación de Industriales de la Región Norte lo fue la construcción y la reciente remodelación del Edificio Empresarial que alberga sus oficinas.

Batallas campales

En 5 décadas de la ACIS se registran batallas campales contra el contrabando que afectaba a la industria regional y las reclamaciones contra leyes que no favorecían el desarrollo del Cibao y concentraban las actividades productivas en el Distrito Nacional. Algunas luchas parecen eternas y otras se fraguan con el transcurrir de los días. Don Luis Pieter tiene alta valoración del clima de democracia que se ha logrado, ya que antes la represión era terrible. Pero cree que la inequidad social, la mala distribución de la riqueza y el auge de la delincuencia son los nuevos males que hay que combatir.

El otorgamiento de un Voto de Reconocimiento mediante resolución de la Cámara de Diputados, por “los aportes de la ACIS en defensa de los intereses de la Nación haciendo reclamos de obras en beneficio del desarrollo de la zona”; y por haberse transformado en “un instrumento de reivindicaciones sociales a través del cual se ha enarbolado campañas para el logro de construcciones de infraestructuras a favor del desarrollo de la ciudad de Santiago.”

Mensaje del fundador, Miguel Lama Mitre, para las presentes generaciones

“Los hombres y mujeres de hoy deben velar por la primera institución de carácter civil que se fundó en momentos cruciales. No den paso a la ambición por el logro de posiciones sociales, el propósito es que entren a defender los intereses comunes de los asociados independientemente de las posiciones políticas. Luchen con determinación por el desarrollo, siempre con honestidad. No tengan temor a los padrinos, ni a los nuevos ni a los viejos, y pongan su moral por encima de todo”.

Miembros fundadores de la ACIS

Miguel Lama Mitre, Augusto Vega Espaillat, Nicolás Vargas, Daniel Espinal, Eduardo León, Gustavo Tavarez, Aurelio Grisanty, Manuel Saulio Saleta, Alejandro Llenas, Juan Aróstegui, Emil Vásquez, Moisés Zouain, Tabaré Espaillat, Carlos Bermúdez, Modesto Aróstegui, Ramón Espaillat, Simón Zouain, José Baduí, Fenelón Pérez, Víctor Espaillat y José María Hernández.

 

ACIS © 2015. Todos los derechos reservados. Desarrollado por Elefante Azul.